noticias

Transporte público: una ‘rueda suelta’ para los estudiantes

7 febrero, 2022

La demanda del servicio se ha incrementado por los estudiantes de colegios y universidades que han retornado a la presencialidad. Actualmente son 2.698 buses los que operan en Barranquilla y su área metropolitana.

Con el retorno a la presencialidad en colegios y universidades se ha incrementado la movilidad en la ciudad. El transporte de decenas de estudiantes –que desde primeras horas de la mañana salen de sus casas para cumplir con sus horarios– puede llegar a ser “pan comido” para unos y una “verdadera odisea” para quienes tienen clases en horario nocturno.

EL HERALDO realizó un recorrido y pudo evidenciar a algunos estudiantes universitarios esperando la ruta de bus que los lleve de regreso hasta sus hogares. Las personas aseguraron que les preocupa que no se les garantice la movilidad y seguridad para lograr regresar a sus casas “sin ningún problema”.

El estudiante Jesús Santos contó que se le dificulta llegar hasta la universidad porque sus clases “siempre son en horario pico” y vive en el municipio de Soledad. “A veces se me dificulta llegar a tiempo”.
Valentina Atencia, estudiante de Geología en la Universidad del Norte, solicitó a las autoridades de movilidad más control debido a la “alta” afluencia de vehículos y para que se pueda evitar embotellamientos en la vía.

“Presencié una situación complicada y la Policía de Tránsito no respondió, aun cuando la gente la llamaba. La buseta donde venía le tocó subirse a la parte peatonal y eso fue muy riesgoso”, expresó Atencia.

Yuliana Castro, estudiante de la Universidad del Norte, contó que demoró una hora y media para llegar hasta la universidad porque las vías están “demasiado” congestionadas. “Hay bastantes buses, pero no dan abasto y van todos muy llenos”.

Luis Molina, otro estudiante de Uninorte, considera que es normal el incremento en la demanda del transporte público debido a que ahora las universidades y colegios regresaron con el 100 % de capacidad, pero que se debe buscar soluciones ante esta problemática.

“Vengo desde Las Nieves y casi todo el trayecto vengo de pie y la mayoría de personas siempre respetan el uso del tapabocas”, añadió Molina.

Melanie Gualteros, estudiante de la Universidad Simón Bolívar, contó las “peripecias” que vive una de sus compañeras debido a que reside en el municipio de Palmar de Varela y su última clase se extiende hasta las 9 p. m., por lo que debe salir antes de la finalización de su jornada para intentar tomar el último bus.

“Ella me comentaba que le daba miedo que el transporte no pasara tan tarde y no lograra regresar hasta su casa”, sostuvo.

La estudiante de psicología Dailys Orozco relató que para ella ha sido “un poco complejo” movilizarse hasta su universidad debido a que los buses pasan con su “máximo” aforo y debe esperar que pase uno un poco vacío.

“El día que más tarde salgo es a las 8 p. m. y a esa hora es difícil. Muchas veces voy saliendo y me toca correr para que el bus no se pase”, añadió Orozco.

En cuanto a Transmetro, la estudiante Gisella Carbonón dijo que se le complica llegar a clases porque vive en Soledad y debe madrugar para tomar el transporte. “Mi horario se extiende hasta las 6 p. m. y me da tiempo de llegar a casa, pero habrá personas que no”.

Hablan los conductores

Felices. Así están los conductores de buses en Barranquilla y su área metropolitana debido a que ahora sus recorridos “siempre” cumplen con la meta y sus vehículos tienen un “alto” aforo.

Emilson Espitia, quien desempeña la “ardua” labor de conductor de bus urbano, manifestó que con el retorno de estudiantes de los diferentes colegios y universidades de la ciudad se ha visto un incremento en la cantidad de pasajeros, lo cual ha generado un mayor interés de las empresas por prestar un mejor servicio.

“Ya se llenan los buses y le da a uno gusto de trabajar de esta manera. Aquí ya hacen falta vehículos”, sostuvo Espitia.

El conductor Álvaro Lenis afirmó que las ganancias han aumentado en los últimos días gracias a que los estudiantes han regresado a sus lugares de estudio. “Hasta el momento veo las cosas muy bien”.

Por su parte, el conductor Huber Yudes manifestó que la producción ha mejorado “notoriamente” y que esperan que continúe incrementando en los próximos días.

Ciro Buitrago, otro conductor de bus urbano, expresó que tienen altas expectativas con el retorno a la presencialidad debido a que los estudiantes son quienes en su “mayoría” utilizan el servicio.

Hablan las autoridades

Área Metropolitana de Barranquilla (AMB) informó que en la actualidad se encuentran activos 2.698 buses y que las rutas del transporte público colectivo operan en sus recorridos habilitados para cada una de las diferentes empresas, las cuales esperan incrementar su oferta en las rutas que circulan por colegios y universidades.

Indicó, además, que se estima que las frecuencias de operación para la hora pico se encuentre entre 4 y 8 minutos y que, según el reporte entregado por las diferentes empresas, los últimos despachos se encuentran entre 8:00 p. m. y 10:00 p. m.

La entidad agregó que no han sido habilitadas nuevas rutas para el transporte público colectivo (TPC) y siguen operando las 99 rutas habilitadas.

El gerente general de Alianza Sodis, Juan Carlos Calderón, explicó que fueron incrementadas las frecuencias de los buses urbanos para poder cumplir con la demanda y prestar un “mejor” servicio y que ninguna empresa tiene permitido implementar nuevas rutas.

“Estamos operando en la noche porque obviamente ya hay operación de estudiantes de manera nocturna. Hemos incrementado en los sectores donde ya los colegios han entrado a estudiar”, sostuvo Calderón, quien también se desempeña como gerente de Opecaribe, que agrupa a varias empresas de transporte público colectivo en la ciudad.

Aseguró, además, que están reajustando sus servicios debido a que luego de dos años de pandemia habían tenido que bajar sus operaciones. “Estamos garantizando el servicio para los estudiantes, tanto en el día como en la noche”.

El gerente de Operador Uno –la otra agremiación de empresas de buses–, Giovanny Ramos, afirmó que el servicio ha retornado a la “normalidad” y que se ha puesto el mayor número de vehículos posibles al servicio de la comunidad.

“Hemos mejorado la cantidad de vehículos ofertados en la hora pico teniendo en cuenta el regreso de los estudiantes”, expuso.

Añadió que las rutas son revisadas de acuerdo con el sector, la cantidad de colegios y universidades que se encuentren en el recorrido y que debido a eso es determinado el horario de despacho.

“Actualmente contamos con 3.080 vehículos disponibles, pero no todos están siendo utilizados porque tenemos una carencia importante de mano de obra”, explicó.
Por último dijo que se encuentran en la búsqueda de conductores para “brindarles un mejor servicio” a los barranquilleros.

Personas en una estación de Transmetro.Orlando Amador
Transmetro estudia extender sus horarios

El sistema de Transporte Masivo Transmetro informó que se ha incrementado su operación con el retorno a la presencialidad de estudiantes de los colegios y universidades de la ciudad y que se encuentran preparados para atender la demanda y para hacer los ajustes necesarios para brindar un óptimo servicio.

El gerente de Transmetro, Fernando Isaza, indicó que una semana y media atrás diariamente se movilizaron 65 mil usuarios y que a corte de este miércoles fueron más de 82 mil usuarios, lo que significa que los estudiantes están beneficiándose de la prestación de este servicio.

“Estamos muy contentos porque el regreso a clase de todos los estudiantes ha sido muy positivo para Transmetro”, dijo Isaza.

En cuanto a la extensión del horario, el gerente explicó que se viene monitoreando “hora a hora” la operación de Transmetro y que en la medida que la cifra de usuarios continúe aumentando se ampliarán los horarios para que los estudiantes de Barranquilla y el área metropolitana retornen “seguros” a casa.

“En la época de normalidad, es decir, antes de pandemia, el sistema despachaba el ultimo bus de la estación Joe Arroyo a las 10:00 p. m. y cuando llegaba a Soledad eran las 10:40 p. m., luego tomaban los alimentadores y cerrábamos el sistema a las 11 p. m.”, recordó.

Isaza contó que en conjunto con la AMB vienen evaluando y revisando la situación de los estudiantes de horario nocturno para garantizar que puedan llegar a sus casas. “Tengamos en cuenta que hay un sistema adicional que es el transporte público colectivo, con el cual los estudiantes pueden utilizar ese sistema”.

Cabe recordar que Transmetro –actualmente– continúa operando en días hábiles y sábados en su horario habitual de 5 a. m. a 9 p. m.

  • https://radiohd.streaminghd.co:7068/stream
  • Radio En Vivo